Croquetas de pollo y berenjena

Ingredientes:

  • 1L de leche
  • 90gr de mantequilla
  • 180gr de harina
  • 200gr de berenjena
  • 200gr de carne picada de pollo o gallina
  • 2 dientes de ajo
  • 25gr de cebolla
  • 200ml de aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada

 

Elaboración:

Pelar la berenjena y cortarla en lonchas longitudinalmente, añadirles sal y dejar que suelten el “agua” durante media hora, pasarlas por agua, secarlas y cortarlas en dados pequeños.

Poner una sartén con la mitad del aceite y un diente de ajo muy picado, cuando comience a tomar color añadirle la berenjena y dejar que poche suavemente, tapada a en el horno medio durante 20 minutos. Sacar y poner a escurrir. Reservar tanto el aceite que suelten como la pulpa de las berenjenas.

Poner otra sartén con el resto del aceite, la cebolla muy picada  y el otro diente de ajo también muy picado, sofreírlos y añadir la carne picada y rehogarla hasta que esté hecha procurando que no queden bolas de carne sin deshacerse. Sacar y poner a escurrir.

Poner la leche a calentar.

En una cacerola poner la mantequilla a fundir, suavemente, añadir los aceites de las frituras del pollo y la berenjena, incorporar la harina y formar una roux, condimentarla con sal, pimienta y nuez moscada, cuando la leche esté hirviendo y la roux también, volcar la leche  de una vez mientras batimos con una varilla, una vez bien mezclado todo añadir la berenjena y el pollo pochados. Dejar que hierva unos minutos mientras continuamos removiendo a fuego suave.

Tener preparado un recipiente untado con aceite donde volcar la farsa para que enfríe. Volcar la masa  alisar la superficie y cubrirla con film transparente para que no forme corteza. El film tiene que estar pegado a la masa. Poner a enfriar pero NO en el frigorífico, meterla cuando esté ya fría.

Para formar las croquetas, enharinar la superficie de trabajo, cortar una tira de dos centímetros y darla forma cilíndrica, de rollito, cortarlo según el tamaño que deseemos y formar bolas con cada una, pasarlas por huevo batido y pan rallado, aplastarlas con la mano ligeramente mientras las movemos de izquierda a derecha. Colocarlas en una fuente unas junto a otras pero sin apretarlas demasiado y sin ponerles peso encima, formar una sola altura.

Freírlas en aceite caliente, pero sin que humee, deben quedar doradas y calientes en su interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *